Guías comparativas de productos de Running


¿Qué es el Running?

Todavía habrá algunas personas que hayan aterrizado aquí y que tengan dudas incluso de qué es exactamente el running, también conocido popularmente como footing, jogging o incluso simplemente como el propio nombre de nuestra web, correr.

Estos términos hacen referencia al acto de mover los pies de forma alternativa tocando el suelo a una velocidad mayor que la que llevaríamos andando, es decir, realizar una carrera continua.

Los beneficios del running son múltiples, nos adentraremos un poco más en ellos a continuación, en los últimos años es un tipo de ejercicio físico que se ha puesto muy de moda, no solo porque sirve para adelgazar y mantenerse en forma, sino porque se puede practicar al aire libre, por relativamente poco dinero, y no solo aporta mejoras en lo físico, sino también en el plano mental.

¿Qué beneficios tiene la práctica del running?

Empezar a correr si todavía no lo has hecho tiene muchos beneficios, puede que al principio te de algo de pereza y que pienses que esto no es para ti, pero te aseguro, que en el momento en que le des una oportunidad y lo conviertas en un hábito, tu vida va a cambiar de forma radical a mejor. Vamos a ver algunos de los beneficios que más podemos destacar de salir a correr:

  • Serás más feliz: Es algo que podemos afirmar de forma tan rotunda porque está demostrado científicamente. Al hacer deporte se libera en nuestro organismo de forma natural la dopamina que también recibe el nombre de la hormona de la felicidad.
  • Tus emociones estarán mucho mejor: A veces cuando nos levantamos por la mañana, tenemos esa sensación de abotargamiento que no nos permite relacionarnos correctamente con los demás y nuestras tareas. Seguro que te ha pasado que te levantas después de dormir las horas convenientes y a pesar de eso, te sientes cansado o sin ganas de nada, como con resaca. Cuando corremos liberamos serotonina, sentiremos menos ira, menos movimientos emocionales, y veremos la vida con mucha más paz y serenidad.
  • Te librarás un poco de la rutina: Por mucho que nos guste nuestra vida, en ocasiones nos sentimos atrapados en la rutina, y salir nos permite pasar un rato con nosotros mismos, relajarnos, pensar en nuestras cosas o simplemente no pensar en nada.
  • Tu salud en general va a mejorar: Hay varias cosas que se reflejan en nuestra salud general después de adquirir el hábito de salir a correr, por ejemplo, nuestro sueño estará mejor regulado, iremos mejor al baño, las arterias y pulmones estarán más limpios, los músculos más tonificados, perderemos grasa a una velocidad mucho mayor que con la mayoría de ejercicios, nuestros huesos y articulaciones se harán más fuertes, también se disminuye la presión arterial, la resistencia aumenta, también la agilidad y capacidad respiratoria, nuestras defensas se fortalecen y por si te parece poco todo esto, hay un largo etc…
  • Tu imagen física va a mejorar notablemente: Cuando corremos los cambios se empiezan a notar muy pronto, tenemos mejor cara, se pierde peso que nos sobra, las piernas se tonifican y la figura se estiliza.
  • Tendrás menos posibilidades de contraer enfermedades: El riesgo de contraer varios tipos de enfermedades se ve bastante reducido cuando hacemos running, algunas de ellas son: hipercolesterolemia, obesidad, hipertensión, diabetes tipo 2, embolias, cáncer de mama, osteoporosis y otras.

¿Qué tener en cuenta antes de empezar a hacer running?

Como te hemos dicho el running no es un deporte que requiera de muchos complementos, pero si es cierto que si los vamos agregando, aportamos valor al entrenamiento y evitaremos posibles lesiones y malos momentos.

Uno de los aspectos fundamentales que hay que tener en cuenta son las zapatillas, no podrás salir a correr con cualquier tipo de calzado, si no usas uno adecuado tus músculos y articulaciones van a sufrir las consecuencias.

Los pies tienen diferentes formas y hay zapatillas para adaptarse a cada uno de ellos, en nuestra web hemos preparado contenidos exclusivos para enseñarte qué zapatillas debes escoger en cada caso.

Tendrás que pensar en cosas como el tipo de pie, la ligereza de las zapatillas, el terreno donde normalmente vayas a correr, la cantidad de veces que las vayas a usar a la semana etc.

En cuanto a la ropa, la hay específica para esta práctica, aunque puedes escoger la que te haga sentir más cómodo.

Calentar es fundamental antes de empezar a correr

Antes de empezar a correr debemos hacer un calentamiento de todos los músculos implicados, esto nos va a ayudar en gran medida a evitar lesiones. No es bueno salir directamente corriendo por la puerta.

Al principio de la carrera, tampoco es muy recomendable empezar a un nivel máximo, si lo hacemos así nuestros músculos se van a fatigar antes, nos encontraremos más cansados, y nos costará mucho más. Lo mejor es empezar con un trote suave e ir subiendo la intensidad. Si no tenemos mucha costumbre todavía, incluso podemos empezar a caminar rápido antes de correr.

Otros consejos para evitar lesiones

Calentar como hemos dicho es fundamental, pero hay otras cosas que debes tener en cuenta si quieres reducir al mínimo posible las posibilidades de sufrir una lesión.

  • Intenta evitar el asfalto, lo mejor es la grava o la tierra.
  • Ten el cuerpo relajado con una buena postura.
  • Usa unas buenas zapatillas e intenta cambiarlas cada 500 km aproximadamente.
  • Hidratarse convenientemente antes y después del ejercicio.
  • No fuerces demasiado la máquina, está bien ir progresando pero no hagas locuras.
  • Si sientes algún tipo de dolor agudo para.
  • Si tienes problemas en las articulaciones consulta con tu médico porque este deporte tiene un alto impacto en las mismas.
  • Después del entrenamiento estira, es igual de importante que el calentamiento.

¿Qué posibles riesgos implica practicar running?

El running es un deporte que pueden practicar la mayoría de personas sin prácticamente riesgos, pero es cierto que tiene una incidencia sobre el cartílago de las articulaciones de carga y sobre la columna vertebral, por lo tanto puede ser recomendable consultar con un medico, sobre todo si se encuentra uno en alguna de estas situaciones:

  • Haber sufrido algún tipo de lesión de importancia en los pies.
  • Tener lesiones en la columna como espondilolistesis, artrosis o escoliosis severas.
  • Sufrir de problemas cardiorrespiratorios graves.
  • Lesiones en alguna articulación de carga que pueda afectar a zonas como las caderas o las rodillas.

¿Es posible salir a correr todos los días?

La verdad es que no es muy recomendable correr todos los días porque el cuerpo necesita un periodo de descanso entre una sesión y la siguiente, por eso lo recomendable sería dejar al menos un día de descanso entre ellas.

Si necesitas hacer deporte todos los días puedes ir alternando con otros como por ejemplo el yoga, el gimnasio, la natación o cualquier otro que te guste.

¿Cómo mantener la motivación para correr?

Salir a correr de forma constante puede resultar complicado, seguro que nos asaltan mil excusas para no hacerlo.

En los primeros minutos de la carrera todos pasamos por ese momento en que nuestro cerebro nos intenta sabotear y pensamos por qué estamos haciendo eso sí podríamos estar haciendo otra cosa, pero es normal y solo hay que pasarlo y después empezar a disfrutar. Llega un punto en que nos sentimos bien y tenemos esa otra sensación tan placentera de que podríamos estar corriendo horas.

Lo ideal es que te marques unos días para salir a correr e intentar cumplirlos a rajatabla. Si llueve no pasa nada, también puedes salir si vas correctamente equipado y la sensación también es estupenda.

Piensa siempre en los beneficios que te va a repercutir hacerlo, eso también ayuda mucho, ten claro tus objetivos y ve a por ellos.

Otra cosa que ayuda mucho es apuntarse a algunas carreras populares, así siempre tendremos que estar entrenados para poder completarlas con éxito y tendremos otro motivo más para no desistir.

¿Qué diferencias hay entre el running y el jogging?

Hay personas que piensan que son dos términos que se refieren a lo mismo pero lo cierto es que no es así.

En el running lo que se busca es practicar un deporte y superarse en el mismo, es decir, conseguir cada día mejores marcas, mayores distancias, mejores tiempos.

El jogging sin embargo es simplemente la salida para mejorar en la salud y para mantenerse activo, por lo que vale con un simple trote, no es necesario superarse ni tener una evolución clara.